Saltear al contenido principal

Optimiza tu instalación

El consumo eléctrico en instalaciones de refrigeración representa un porcentaje muy elevado respecto del total. De aquí la importancia de un análisis detallado de la procedencia y posterior optimización de dicho consumo.

Para poder mejorar, primero tenemos que conocer los defectos y virtudes de cada instalación, pudiendo posteriormente proponer la incorporación de elementos de mejora que permitan tener una instalación más segura, más eficiente y más respetuosa con el medio ambiente.

Detectamos  las posibles ineficiencias existentes en la instalación, aportando mejoras en:

  • Exceso de potencia reactiva
  • Elevadas puntas de arranque en compresores
  • Ineficiencia en la regulación parcial de dichos compresores
  • Presiones de condensación flotante
  • Alimentación evaporadores
  • Consumos en bombas y ventiladores que permitan su modulación mediante variadores de frecuencia.
MAS INFORMACIÓN
Volver arriba